Reciclaje de Cabello

13 Oct

Hilary tejer es una tarea común en la transformación artesanal de la fibra de lana o
pelo de animales para convertirla hilo. Carmen Clavijo hace este proceso, pero
con cabello humano.

Hace 30 años que comenzó a darle una utilidad. “Primero hacíamos flores, luego
cinturones y después carteras”, dice Clavijo, a quien hace una década la
entrevistaron en la cadena de noticias CNN, lo que dio notoriedad a sus
productos.

En su taller de El Alto, en el Tecnológico Berlín, expone los trabajos y su
colección de vestidos elaborados con los cabellos que acopian del Curso de
Peinados, luego pasan al proceso de escarmenado y con una rueca son hilados.

Haciendo dar vueltas la rueca, una y otra vez, sobre un pequeño plato de barro, Clavijo
comienza a transformar el pelo en hilo, que luego envuelve en ovillos de
diferentes grosores, que se destinarán para diferentes usos.
“Con los ovillos tejemos los tapetes, los pisos y
las prendas”, dice. Los de mayor grosor son usados, por ejemplo, para hacer
pisos a crochet (tejido con ganchillo, una aguja con forma de garfio) y los
delgados para los vestidos.

El cabello cortado a navaja se usa para tejer las prendas porque no hace picar y
los más gruesos para hacer las pelucas, bigotes y los bisoñés (para las
personas calvas).

Entre las creaciones más conocidas de Clavijo está una serie de carteras hechas a
crochet con aplicaciones como flores, piezas de aguayo y lentejuelas. En otros
modelos se mezcló el hilo de cabello con otro llamado “cola de rata”.

Según cuenta, lo que más se venden son las carteras y las chaquetas que llevan
aplicaciones de mechas de cabellos. Los vestidos, en cambio, forman parte de su
colección privada iniciada hace más de siete años. Su última creación será
presentada en la décima Expo Belleza de peluquería y estética que se realizará
en Santa Cruz.

Muchos de los vestidos son enteramente de cabello tejido a crochet con diferentes
entrelazados repetidos. Otras prendas están confeccionadas en telas de
diferente género y llevan aplicaciones de cabello tejido, además de perlas,
lentejuelas o retazos de aguayo. Para obtener una variedad de colores se usa tinte. El proceso es idéntico al que se
sigue para decolorar y teñir el cabello en los salones de belleza. Para dar
color a los ovillos de hilo, éstos se envuelven en un cartón en forma plana
para obtener un color parejo, luego de aplicar el tinte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: